Los músculos del abdomen desempeñan un papel fundamental en el cuerpo y para practicar yoga es muy importante. Los músculos abdominales son los que nos permiten mantener el eje correcto del cuerpo. Por otro lado tener los músculos del suelo pélvico fuertes nos ayuda a tener los órganos del sistema digestivo en su sitio, favorece su protección  al no dejar que caigan hacia abajo y evite que se dañen por flacidez. Este trabajo es más interior, mantener el suelo pélvico contenido hace que también tengamos unos abdominales fuertes.

Paso a detallar unas posturas de yoga que nos ayudan en este menester.

NAVASANA

O postura del barco. Esta postura la realizamos sobre nuestros isquiones. Sujetando bien el suelo pélvico activando nuestra faja abdominal. De esta manera mantenemos el equilibrio y fortalecemos el suelo pélvico, además de que nos ayuda a reducir abdomen. Tenemos que mantener la espalda erguida e ir elevando las piernas poco a poco. Primero las levantaremos dobladas e iremos estirando con el tiempo, manteniendo nuestra mirada hacia los dedos de los pies. Recuerda que hemos de mantener una “V” con nuestro cuerpo. Y si además le añadimos una torsión a cada lado involucramos más musculatura lateral.

Durante el tiempo en tensión que mantenemos en los músculos abdominales quemamos más grasa que con los abdominales tradicionales. Mejora la coordinación y la capacidad de atención y concentración.

 

 

PUENTE  O SETU BANDHASANA

Acostados sobre la esterilla, apoyaremos primero la cabeza, ponemos las manos una a cada lado de la cabeza y sin despegar los pies del suelo elevamos el cuerpo hacia arriba . Repartiremos el peso a lo largo de todo nuestro cuerpo, y haremos hincapié en elevar la cadera y subirla lo máximo que podamos.

Además del abdomen trabajamos glúteos y femorales.

 

 

 

TABLA FRONTAL Y VASISTHASANA O TABLA LATERAL

En esta asana debemos de mantener todo nuestro cuerpo activo, ejerciendo sobre todo control sobre el abdomen.

De igual forma podemos hacer tablas laterales, son altamente efectivas y beneficiosas para esa grasa que se almacena en los abdominales laterales, además de que es altamente efectiva a la hora de tonificar y fortalecer .

 

 

 

BAKASANA O CUERVO

Esta asana es un poco más exigente que las anteriores donde el abdomen ejerce un papel muy importante, manteniéndolo fuerte llegaremos a ese balance necesario para mantenernos en la postura durante unos minutos.

Eso sí, requiere unas muñecas fuertes, que se pueden conseguir practicando posturas como el perro boca abajo (Adho Mukha Svanasana) y perro boca arriba (Urdhva Mukha Svanasana).  Para practicar esta postura al principio, es conveniente ponerse un cojín o algo blando delante para protegernos por una posible caída hacia delante.

Para empezar puedes practicarla colocando tus rodillas por fuera de tus brazos y con el tiempo puedes colocar tus rodillas bajo tu axilas e ir estirando los brazos

 

URDHA PRASARITA PADASANA (45,60,90)

Intensa y beneficiosa a la vez. Nos colocaremos acostados sobre la esterilla boca arriba y empezaremos subiendo las piernas a 90º, despúes 60º y a 45º. Mantén en cada  nivel unos segundos, con el tiempo conseguirás mantenerla durante más tiempo.

Altamente positiva para fortalecer abdomen.

 

En palabras de B.K.S. Iyengar:

Si mantienes el equilibrio con tu fuerza, es una acción física. Si lo mantienes por la inteligencia del cuerpo, es relajación en acción.

Posturas de yoga para reducir y fortalecer abdomen.
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *