BLOQUEOS EMOCIONALES.

Y cómo detectarlos. Emoción viene del latín “emotio” que significa “mover hacia”. Las emociones son lo que nos mueve a pensar de determinadas maneras y a actuar en consecuencia. Y de ahí que existan los bloqueos emocionales. Por ejemplo, cuando sentimos miedo nos estamos protegiendo o siendo prudentes. La ira nos muestra lo que nos da rabia y no queremos, por eso actuamos para eliminar ese aspecto o persona de nuestras vidas, o llevarlo con la mejor actitud posible para que no nos afecte, poner límites. Cuando nos sentimos eufóricos nos dan ganas de hablar con la gente y compartir, el estar apagados nos ayuda a tener la necesidad de escuchar nuestro interior para saber qué nos pasa.

bloqueos emocionales

El problema viene cuando nos vamos tragando esas emociones que no expresamos o lo hacemos con descontrol. Un enfado exagerado, eso nos produce malestar y ansiedad, no nos sentimos bien con nosotros mismos. Afecta a nuestras relaciones sociales y personales.

 

Pero no se trata de diferenciar entre si unas emociones son buenas o son malas. Son bloqueos emocionales y es una forma de expresión que tiene el cuerpo para con nosotros, donde nos dice que algo sucede y que le prestemos atención.

 

Por ejemplo, cuando estás bien y de pronto lloras en una clase de yoga, es una emoción que tu cuerpo ha somatizado porque no ha salido, no la has expresado.

 

Las emociones nos permiten conectar con nuestro cuerpo y como estamos viviendo, si haciendo lo que hacemos somos felices en nuestra vida o no. Así que si te apetece llorar, llora, haz lo que te pida el cuerpo, exprésate. Las emociones nos liberan de tensiones y estrés, no solo hace falta la palabra para entender, es otra forma de lenguaje.

 

Los dolores de espalda, cabeza, cuello, estómago…tienen que ver con bloqueos emocionales y/o mentales. Por ejemplo, los dolores en la zona alta de espalda tienen que ver con exceso de responsabilidad, los miedos se manifiestan con dolores en las zonas de las lumbares, ciática…y los bloqueos emocionalesdolores de estómago tienen que ver con la forma de “digerir” nuestros problemas. Por eso me gusta tanto la frase de “lo que o quien no te siente bien al estómago, aléjalo definitivamente”. Pero es cierto, que cada persona es un mundo y manifestamos nuestras emociones de formas distintas.

 

Si te sientes bloqueado, intenta mejorar aspectos de tu vida. Como por ejemplo, comida más sana, madrugar más (y acostarte antes), tener metas u objetivos en la vida, practicar yoga y meditación, hacer ejercicio, pegarte un chorro de agua fría al final de la ducha, eso siempre lo hace Hugh Jackman y nadie dice que le siente mal! ; ). En serio, que hay que hacer caso a nuestro cuerpo, a nuestra intuición. No es cuestión de hacerlo todo ya, pero sí introducir pequeños cambios que te van a favorecer en un futuro. Está en tu mano mejorar tus estados y bloqueos emocionales y sentirte mejor, más positivo y con ganas de comerte el mundo. ¡A por él!

 

Hay un ejercicio de mindfulness que me encanta para entender nuestras emociones y a responder que no reaccionar por impulsos. Se trata de que cuando sientas alguna emoción, tipo ira o la emoción que sea, trates de, en vez de soltar lo primero que pienses, detectar la emoción primero. Después, retirarte a un sitio tranquilo, sentarte y observar que pasa por la mente. Pero lo más importante es NO JUZGAR. Es decir, solo observar, y preguntarnos, ¿de dónde me viene esta emoción?  ¿por qué la siento?.  Sacar tus conclusiones, saber que es lo que te afecta, que es lo que no te sienta bien, SIN JUZGAR-TE. Encontrar respuestas. Y a partir de ahí buscar soluciones. A lo mejor suena extraño, pero os aseguro que funciona. Y lo más importante ¿Por qué no probar?. Si lo hacéis, contadme que tal.

 

¡Que paséis una feliz semana!

 

También en Instagram ; ).

 

Bloqueos emocionales que se expresan a través de nuestro cuerpo.

2 pensamientos en “Bloqueos emocionales que se expresan a través de nuestro cuerpo.

  • junio 25, 2018 a las 1:33 pm
    Enlace permanente

    Me ha encantado Ojalá y todo nos sirva para el día a día un besazo me encanta tu post

    Responder
    • junio 25, 2018 a las 5:19 pm
      Enlace permanente

      Claro que sí, solo hay que “escucharse” saber que es lo que nos preocupa, y poner remedio. Suena más fácil de lo que es, pero lo que es cierto es que sirve, y para bien. Te invito a probarlo, y ya me cuentas ; )

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *